martes, 13 de julio de 2010

No sufráis por mí


Quiero aprovechar este post para dirigirme a todas las personas que desde que me dedico a esta profesión me han dado el privilegio de crecer como profesional y como persona.

Llega el verano y con él el calor, el descanso, el desenfreno, el desconectar…en fin, lo que cada uno quiera hacer en esta bonita época del año. Este cambio de estación, además, supone cerrar un ciclo en el trabajo que realizo día a día en mi despacho de Bilbao.

Sois muchas las personas que habéis elegido sentaros en mis preciosos sillones “made in Ikea” una vez a la semana, y os habéis devanado los sesos por intentar encontrar una respuesta “adecuada” a las, a veces, incómodas preguntas que yo suelo plantear.

Y no sois pocos los que me habéis trasladado vuestra preocupación por mi con frases del tipo: “pobre Maite vaya sesión que te he dado!!!”, o “ya me imagino lo que estarás pensando de mi!!!”, o “debes pensar que soy tonto!!”, o “la pobre Maite habrá salido hoy con dolor de cabeza…”.

A todos vosotros, a los que acaban de comenzar su proceso, y a los que lo harán en un futuro os quiero decir que no sufráis por mi, no penséis en lo que yo estaré pensando, o lo difícil que es mi trabajo, o que tenéis que dar la talla… por que además de no ser nada que pueda horrorizar a nadie lo que traéis a las sesiones, estoy entrenada para ello.

Cuando tengo el enorme honor de que una persona se siente frente a mi para abrirme su mente y su corazón , me olvido de mi, y lo hago en el más amplio sentido de la palabra. No hay pensamiento. No hay juicio de valor. No hay opinión. No hay prejuicio. Sólo hay una escucha atenta y minuciosa que capta los detalles y los devuelve en forma de pregunta o comentario.

En las sesiones me muestro como un espejo que devuelve aquello que se ve reflejado, cuya única intención es que te conozcas más a ti mismo y que crezcas y te desarrolles en la medida que tú consideres. En este sentido, cuanto más autenticidad y honestidad aportes, mayor será tu desarrollo.

Por este motivo reitero: no sufráis por mi!. Expresaos con la mayor de las libertades, y así el resultado que obtengáis será también mucho mayor.

Muchas gracias a tod@s, y que disfrutéis al máximo del veranito!

6 comentarios:

Karmele dijo...

Gracias por compartir estas reflexiones con nosotros. A mi particularmente me da la suficiente tranquilidad y confianza de saber que me encuentro en buenas manos y sobre todo que son manos de una profesional. Feliz verano y nos vemos a la vuelta con nuevas aventuras de crecimiento personal y persiguiendo el sueño de ser cada día mejor persona. Suenño en el que me siento muy bien acompañada por tí. Gracias y un abrazo
Karmele

Oscar dijo...

Los que "ejercemos" lo percibimos de vez en cuando.
Frases como "vaya rollo que te estoy metiendo", "seguro que no me explico",...se repiten y recordar tu post me servirá mucho para reforzar la autenticidad de la relación con el coachee.
Un beso muy fuerte y disfrutad del verano.
Espero que nos veamos pronto.
Oscar

Coaching y + dijo...

Sólo el hecho de tener ese sueño y de trabajar por él, hace que ya seas esa "mejor persona" que quieres ser Karmele.
Un fuerte abrazo
Maite

Coaching y + dijo...

Creo que es bueno que la persona que está frente a nosotros sepa que no tiene que quedar bien, ni dar la talla si no que sea ella misma.
Un beso Oscar

Maite

Estela dijo...

"Hola Maite, como bien sabes, me identifico totalmente con ese sentimiento que
describes en tu texto.... toda una vida tratando de ser perfectos, sentarse delante
de alguien para reconocer lo pequeñito que te sientes, hace que pongas palabras a
sentimientos, oirte a ti mismo quererte tan poco, descalificarte... si tu mismo
dices eso de ti que va a pensar esa persona que tienes ahí delante, escuchando!!!!
en mi caso, todo fue una evolución alucinante, supongo que al principio interpretaba
lo mucho que tenías que estar alucinando porque era yo quien lo hacía en
realidad.... nunca olvidaré nuestra última sesión.... ahora me dices que ese
maravilloso brillo de tus ojos y sonrisa eran en realidad mios..... pues si que
tengo una bella mirada y mejor sonrisa.... jejejejeje gracias, espejito mágico!"

Coaching y + dijo...

Querida Estela,
Muchas gracias por tu comentario, sin duda entre las muchas capacidades que tienes, se encuentra la de expresar y saber transmitir tus vivencias.
Y sí, el brillo de los ojos y la bella mirada claro que son tuyas, lo que ocurre es que no te estabas mirando bien.

Un beso enorme

Maite