viernes, 21 de enero de 2011

Derribando creencias


Primera entrada del año 2011. Sé que es un poco tarde para hablar de propósitos de año nuevo, y de todas aquellas cosas que se suelen decir cuando abandonamos un año para dar la bienvenida a otro que empieza, y es que estamos casi en Febrero. Pero permitidme…

El azar, mi madre, o la vida quiso que yo viniese a este mundo un 5 de Enero, por lo que yo no sólo doy la bienvenida a un nuevo año, sino que además, estreno un año más en mi calendario. Y esta vez han sido nada más y nada menos que 40!!!.
Cifra esta que me dejó algo aturdida en su momento, no sólo porque creo que tiene algo de simbólico al suponer, no sólo, un cambio de década - y ya sabemos todos que los seres humanos no toleramos demasiado bien los cambios-, sino que también por el hecho de dejar de ser una “treintañera” para convertirme en una “cuarentona”. Hasta el refranero español me acompañaba con el dicho: "A partir de los cuarenta no te mojes la barriga!!!".
Y es que en nuestro inconsciente colectivo existen mil y un tipos de creencias limitadoras en torno a la edad y al ir cumpliendo años.

Sin embargo, un buen día tocó el timbre de mi despacho una persona muy especial, y de la que estoy aprendiendo a derribar precisamente toda esa maraña de limitaciones. Alguien que vio la placa de “Coaching y más” en el portal y quiso saber qué era esto del coaching.

Tan sólo diré que por las mañanas está estudiando inglés, acaba de finalizar un curso en Barcelona, ha comenzado su proceso de coaching, y no sabe aún si quiere o no tener pareja. Hasta ahí todo normal salvo un dato: tiene 78 años!!.

Así pues, a todos los que pensáis que ya es tarde para esto o aquello, que lo mejor de la vida ya pasó, que lo que no hayamos hecho hasta ahora ya no lo haréis… he aquí una gran lección.

Maite

6 comentarios:

Tania dijo...

Es una muestra de grandes fortalezas. Una persona que mantiene el interés por el Mundo, ama el seguir aprendiendo y es activo al vivir la vida como si fuera una aventura... Todos necesitamos romper con creencias que se convierten en lastres vitales y no nos permiten despegar nuestros pies del suelo y poner en marcha proyectos deseados. Hay necesidad de abrir los brazos y dar la bienvenida a lo que la vida nos ofrece, cuando nos lo ofrece y cómo lo ofrece... Es estupendo poder cruzarnos con personas tan capaces de disfrutar la vida con optimismo.
Un abrazo.
Tania

Maite Villabeitia dijo...

Eso es Tania! no nos olvidemos de poner en marcha los proyectos deseados tal y como dices, creo que sabes a lo que me refiero verdad???

un fuerte abrazo

Maite

Maite Villabeitia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARIA dijo...

Zorionak Cuarentañera!!!
Me gusta más que lo de cuarentona.
Que placer poder acompañar a esas personas especiales en su proceso de crecimiento y mejora!.
Se trata de ser la mejor versión que puedas llegar a ser, y este reto no tiene fecha de caducidad, no hay edades ni mejores ni peores. El único requisito es ser valiente y querer hacerlo.
Seguro que esta mujer está disfrutando de las sesiones contigo, y tu Maite, no hace falta ni comentar, sólo hay que ver todo lo que transmites escribiendo sobre tu cliente.
Un abrazo de otra cuarentañera
María

Maite Villabeitia dijo...

Hola María!!!

Muchísimas gracias por tu comentario.
Mucha gente ha pensado que esta persona es una mujer, por que será????
Esa va a ser otra creencia que hemos de derribar porque de vez en cuando también aparecen hombres comprometidos con su desarrollo personal, coo es el caso - Chicos no os enfadeis, es lo que hay...
Un beso enorme
Maite

Carmen dijo...

Que envidia por ella y por ti, eso es vivir el presente. Porque, que son las crisis sino centrarnos en lo que hemos perdido. Y que mágico es cuando pasando por una de ellas nos llega algo que nos ayude a ver las cosas de otra manera.